miércoles, 27 de mayo de 2009

El viaje (Sweeney Todd) ~ Anna.


Aunque a primera vista Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet, de Tim Burton, parezca no tener ninguna relación con los relatos clásicos de viajes, a partir de este "análisis" intentaré demostrar que esta historia, supuestamente basada en hechos reales ocurridos en el Londres victoriano del s.XIX, bien tiene un esquema similar a los relatos clásicos de viajes.

Esta historia comienza cuando Benjamin Barker un hombre que había trabajado como barbero (quien a partir de este momento será conocido como Sweeney Todd), regresa a Londres tras haber sufrido un destierro que duró 15 años por una falsa acusación –la cual no es revelada en esta cinta- por parte del Juez Turpin. Éste estaba enamorado de la mujer de Barker, Lucy, y para conseguir su amor decidió condenar a Benjamin para así lograr su objetivo. Así pues se sientan las bases para las acciones posteriores, es decir, así sería como Benjamin Barker recibe el encargo previo para desarrollar su viaje, que en una obra clásica como Jasón y los Argonautas de Apolonio de Rodas, sería el encargo de un noble (realmente el rey Pelías) a Jasón para que consiga el tesoro, el vellocino de oro, y así recuperar su trono; mientras que en Sweeney Todd este encargo previo sería derivado del destierro que sufre el protagonista y las ansias de venganza (la represalia sería el tesoro a conseguir de esta obra) contra el Juez Turpin que éste le ocasionó.

De este modo, tras pasar 15 años en prisión, Sweeney, al igual que Ulises en la Odisea de Homero, vuelve a su hogar, en este caso a Londres, donde se transcurrirá toda la historia. En este punto empieza la parte que podría relacionarse con el trayecto largo y arriesgado con el que constaban muchas obras clásicas –como las dos anteriormente citadas- para conseguir el tesoro. Todd, tras el regreso a su ciudad, encuentra que todo ha cambiado desde su partida: Lucy, su mujer, según la señora Lovett (quien a partir de entonces pasará a ser su aliada, del mismo modo que Medea lo es de Jasón) tras el acoso al que fue sometida por el Juez Turpin, se suicidó consumiendo arsénico, y su hija, Johanna, fue adoptada por el Juez y recluida en su casa por éste. Así pues, las ansias de venganza de Todd -que como ya ha sido apuntado, constituyen el equivalente moderno al encargo previo en las obras de viajes clásicas- aumentan.
Por este motivo Sweeney se plantea el asesinar a Turpin, pero se le presenta el problema de cómo hacerlo. No obstante, después de que la señora Lovett le devolviese sus antiguas navajas de afeitar y tras coincidir con una exhibición de afeitado del Señor Pirelli, a quien opta por matar tras haberlo reconocido como el señor Barker cortándole la aorta con sus navajas, Todd decide cómo llevará a cabo su venganza. Pero conseguirlo no será tan fácil, ya que entre éste y el Juez Turpin florece una cierta enemistad y éste promete no volver a aparecer por su barbería. Así, esta parte del desarrollo de la historia parece recordar tanto al trayecto largo y arriesgado del que constaban las obras de viajes clásicas, pero también al duelo inevitable que siempre se daba en estas obras, normalmente con dioses que se oponían a que los héroes de las historias concluyeran sus gestas.

En esta parte del desarrollo, cobra una mayor importancia la señora Lovett, que sigue ofreciéndole ayuda a Todd, esta vez para conseguir deshacerse del cuerpo del señor Pirelli. Así, deciden utilizar la carne de éste para hacer empanadas para el negocio de la señora Lovett, y asimismo, emplear al niño, Toby, que ayudaba a Pirelli en sus exhibiciones, quien ya desde un inicio mostrará un cierto recelo para con Sweeney.Visto el éxito de la venta de empanadas de carne humana, la señora Lovett y Sweeney Todd se convierten en “socios”, y mientras Sweeney va llevando a cabo su venganza asesinando a ciudadanos de Londres, la señora Lovett –quien al igual que Dido en la Eneida, se enamora de Todd- utiliza la carne de estos para hacer prosperar su negocio hasta conseguir que el Juez vuelva a confiar en él y así poder asesinarlo y conseguir su “tesoro”.

Al mismo tiempo que se desarrolla esta historia, paralelamente se narra otra, que tendrá vital importancia para el final de esta obra: la historia de amor difícil de conseguir entre Anthony (un joven marinero que fue el que llevó a Sweeney Todd de vuelta a Londres) y Johanna, que parece recordar en cierto modo a la historia narrada por Ovidio en Las Metamorfosis de Píramo y Tisbe, dos jóvenes que se amaban, pero que no podían verse a causa de la prohibición de sus padres. En este caso sería el Juez Turpin el que impediría esta unión y quien para conseguirlo, ingresó a Johanna en un psiquiátrico a causa de negarse a contraer matrimonio con él.

A partir del rescate de Johanna del psiquiátrico por parte de Anthony, ambas historias se entrelazan. [QUIEN NO QUIERA ENTERARSE DEL FINAL DE ESTA PELÍCULA, QUE NO LEA LAS SIGUIENTES LÍNEAS] Sweeney encuentra el modo de conseguir que el Juez Turpin finalmente vuelva a aparecer por su barbería y así conseguir acabar con su vida: Anthony llevará a Johanna, tras su rescate, al establecimiento de Todd, así que éste cita al Juez para que pueda recuperar a su pupila. Así Sweeney aprovecha este momento para asesinar a Turpin cortándole el cuello con su navaja.

Pero lo que podría parecer un final victorioso como en las historias de viajes clásicas como el regreso a su patria de Jasón con el vellocino de oro o la fundación de una nueva patria por parte de Eneas, se convierte en un drama del nivel de Edipo Rey de Sófocles, en el que tras el descubrimiento de Edipo de que él había asesinado a su padre y se había casado con su madre sin saber que lo era, Edipo se saca los ojos y su madre se suicida: una mendiga que había hecho algunas apariciones esporádicas a lo largo de la película, aparece por el establecimiento de Todd, y éste la asesina porque había visto como terminaba con la vida del Juez; y Sweeney está a punto de asesinar a su propia hija, Johanna, que había sido dejada en la barbería, como había sido acordado, por Anthony, pero vestida de muchacho.
Después de esto, tras oír los gritos de la señora Lovett desde el sótano donde guardaban los cadáveres, Sweeney se traslada allí, donde descubre que la mendiga a la que acababa de asesinar era Lucy, su esposa, que realmente no se había suicidado como le había dicho la señora Lovett. Así, la venganza de Todd se traslada a su aliada, y la arroja al horno donde cocinaban las empanadas de carne humana, y finalmente, mientras abraza a su esposa fallecida, Toby acaba asesinando a Sweeney tras haber descubierto sus crímenes y como represalia por la muerte de su querida señora Lovett. [FIN DEL "SPOILER"]

De este modo, haciendo una pequeña síntesis encontramos que:

- Mientras que en las historias clásicas el “tesoro” a conseguir era gestas como el encontrar un vellocino de oro o la fundación de una nueva patria o la vuelta al hogar, en Sweeney Todd, éste es la venganza. Motivo por el que, aunque son objetivos diferentes, se puede establecer una similitud entre ellos a causa de la existencia de un fin a conseguir por el protagonista.

- En Sweeney Todd la acción empieza a desarrollarse a causa de las ansias de venganza que le crea al protagonista su condena infundada por parte del Juez Turpin, por lo que este acto por parte del Juez puede considerarse una especie de encargo previo (aunque involuntario) similar al que recibió Jasón para dirigirse a buscar el vellocino de oro.

- Mientras que los héroes de las historias de viajes clásicas solían tener enemigos del tipo de dioses con los que habían tenido algún conflicto o algún monstruo mitológico que se interponía a sus planes como Medusa en el caso de Perseo en el relato de Ovidio, en Sweeney Todd el Juez Turpin se presenta desde un primer momento como el enemigo más importante, aunque también hay que tener en cuenta al señor Pirelli, cuya muerte es un hecho ineludible en esta historia.

- Derivado de este último punto, también encontramos que Sweeney Todd tuvo que enfrentarse a un duelo inevitable al llegar a su destino, a Londres: verse las caras con el Juez Turpin para poder así “encontrar su tesoro”. Este hecho guarda similitudes, por ejemplo, con la historia de Jasón y los Argonautas y el enfrentamiento inevitable que Jasón tuvo con Eetes para conseguir el vellocino de oro.

- En las historias clásicas de viajes solían aparecer mujeres que se enamoraban del héroe y que en muchas ocasiones ayudaban a éste a conseguir su “tesoro”. Este es el caso de la señora Lovett en Sweeney Todd, una mujer que tanto ayuda a deshacerse de los cadáveres de la gente asesinada por Todd, como le confiesa su amor a éste, esperando casarse algún día con él. No obstante, y al igual que ocurre en el mito de Teseo entre éste y Ariadna, siendo ésta abandonada por el héroe; Sweeney se aprovecha de la ayuda de la señora Lovett para finalmente traicionarla matándola.

- Por último, en el final de la obra, sí que encontramos una gran diferencia con respecto al esquema patrón de las historias clásicas de viajes: mientras que en éstas el héroe siempre lograba su objetivo –tras superar duras pruebas-, en Sweeney Todd el final es para el protagonista agridulce, ya que a pesar de conseguir su “vendetta”, su “tesoro”, acaba causando la muerte a su esposa y a su aliada y no consigue su sueño de volver a ver a su hija a causa de acabar siendo asesinado. Esto, como ya ha sido citado anteriormente, recuerda a la historia de Sófocles, Edipo Rey.

Así pues, a pesar de no ser una historia de viajes, observamos que, tras este “análisis”, Sweeney Todd: el barbero diabólico de la calle Fleet guarda bastantes similitudes con el esquema que seguían los relatos clásicos en los que la acción basaba en un viaje, además de poderse relacionar directamente algunos hechos que en ella se desarrollan con historias literarias de la Antigüedad clásica.